Cuando digo que “Lo que hago, no cambia lo que soy”, me refiero a que, en esencia Soy/Eres el Hijo de Dios y eso no va a cambiar…. Dios me sigue/te sigue viendo, tal como me/te creó. Ningún comportamiento humano, cambia eso.
Cuando digo que voy a la Penitenciaría a ver al Hijo de Dios, a eso me refiero.
Todos salimos del mismo lugar… no hay un “lechero cósmico” (chiste local), TODOS somos el Hijo de Dios y tampoco, hay “Hijos del Ego” el tal ego, no tuvo hijos… (esto lo comentó alguna vez uno de los chicos del Norte (del reclusorio, no de Monterrey jajaja y eso fue lo que le respondí).

Es posible que no me guste/te guste el comportamiento de alguien y, si es un cercano, conviene marcar límites. Sin embargo, detrás de ese vestido humano, también está un Ser de Luz y Amor, el Hijo de Dios.

Lo que hago, no cambia lo que soy, me/te libera de la culpa y me/te lleva a hacerme/te responsable de cada acción y de su resultado.
El trabajo, desde la parte humana, en consciencia o no (quiere decir, dándome/dándote cuenta o no, es comportarme/comportarme como quien soy/eres y, ante ese resultado o consecuencia de mi acción o acciones, preguntarme:  ¿ahora qué, hago con ésto que es?

Cuando una persona dice: “quiero ser un mejor ser humano”:

1. Habla de “convertirse en un mejor humano”; el Ser, la Esencia, ya es perfecta.
2. En realidad lo que quiere decir, es que algunos (o muchos) aspectos de su comportamiento, no muestran quien realmente es.
3. Yo me pregunto: Si quiere ser un “mejor” humano, ¿quiere decir que ahora es peor?
4. Si! Por supuesto! El objetivo aquí, durante esta experiencia de vida, es encontrar la manera de expandir la consciencia, evolucionar, crecer, etc. etc.
Hechos a imagen y semejanza de Dios, no se refiere, obviamente, al cuerpo; se refiere a los atributos que a Dios, la Fuente, la Divinidad, el Universo (como se le quiera llamar) y eso que viene “en el paquete de inicio” , seguirá estando ahí, lo reconozca o no lo reconozca, lo manifieste o no lo manifieste. Entre otros muchos, esos atributos son: Amor, Paz, Luz, Libertad, Completud, Bondad, Belleza y muchos, muchos más.

Una vez más, este es mi punto de vista, no pretendo convencerte de nada, no me interesa. Comparto contigo mi certeza, desde el Amor, el Respeto y la Responsabilidad.

Yo soy tú y te amo!