Cuando tú te peleas contigo, lo que estás haciendo es darle alimento, vitaminas al ego, le das justo lo que él necesita para hacerse fuerte: ataque, juicio…ese es su alimento preferido…juicio y ataque que si se produce hacia ti mismo,  o hacia ti misma, como consecuencia lógica surge también hacia tus semejantes…interesante palabra esa….te has puesto a pensar en el alcance que tiene este concepto, más allá de la palabra? Si el otro es “mi semejante” (Semejantemente, igualmente, Hombre respecto de otro, considerados bajo el concepto de la solidaridad humana).

 

Para mi semejante es algo así como igual, reflejo. Si yo me juzgo y me culpo y me castigo, qué haré con los otros? Me juzgo por lo que hago y por lo que no hago, por lo que digo y por lo que no digo, me juzgo por juzgarme. Y si el ego crece, luego entonces, como él se fortalece, cada vez necesito más de lo mismo, así que juzgo a mi semejante por lo que hace, por lo que no hace, por lo que dice, por lo que no dice, lo juzgo por juzgarme, por juzgarse, jajaja. En esos momentos ya mi ego se considera toda una autoridad y está convencido de que tiene la razón)  así que, a juzgar se ha dicho, a los semejantes cercanos y a los lejanos, el ego juzga a la familia, a los amigos, a los vecinos, a su colonia, ciudad, país y hasta se vuelve internacional por aquello de la globalización y de pronto juzga a la humanidad, pone las noticias y tiene mucho material de apoyo, guerras, asesinatos, injusticias y se indigna y critica y se sigue alimentando.

Aclaro ahora que considero que hablo de hechos, marco en este caso lo que él hace, lo que sucede con él, mi interpretación sería el juicio, decir algo así como: el ego hace cosas terribles, es un malvado, etc, y con esto le estaría dando fuerza, le daría más de lo mismo y qué es más de lo mismo? Ya lo mencionamos, su alimento preferido: juicio, ataque.

 

Bien, ahora qué hago?

Antes te diré por qué considero que cuando entro en el mundo del espíritu, al principio parece que voy al revés, el ego parece estar más presente (si lo reconozco públicamente, me gustaría decir que cada vez me siento más sublimada y ese es el ego espiritualizado) Cuando yo empiezo de una manera consistente a transformar mi forma de ver la ida, a las personas, a las situaciones  le doy importancia a lo que la tiene, el ego busca nuevas argucias ( Sutileza, argumento falso presentado con agudeza), él también observa, así como yo empiezo a hacerlo, todo lo que hay a mi alrededor, sólo que lo que él quiere es encontrar una rendijita, una fisura por dónde meterse y recuperar su poder (que en realidad es un poder jodido porque está basado en el miedo, jajaja, pequeño juicio, de Caroline que por supuesto aquí está y me apoya, en este momento)

Así que de pronto empiezo a sentir algo extraño ante ciertas situaciones o personas, puedo llegar a sentir que alguien me quita lo que es mío, lo que me corresponde, lo que me pertenece…ALTO, “ME PERTENECE?”  nada es mío, cuando está aquí y ahora lo disfruto, lo aprecio y lo dejo ir…eso es el desapego.

Desapego no quiere decir que ya nada me importa, ni el dinero, ni las personas, ni  los bienes materiales, quiere decir que puedo generar en mi vida, todo eso y SABER que no es MÍO, simplemente, insisto, está aquí y ahora y lo disfruto. Para el ego es una necesidad decir Mío. El auto, la ropa, los relojes, jajaja, los celulares nuevos y las personas, las relaciones, los trabajos, el triunfo, el éxito, y cuando los pierde, viene la depresión y otra vez JUICIO-CULPA-CASTIGO y se juzga y se culpa al otro y no puede en realidad castigarlo, se castiga a si mismo y es que siempre se castiga a si mismo, aún cuando él cree que está castigando al otro TODO LO QUE DOY ES A MI MISMO A QUIEN SE LO DOY, UCDM.

TODO, TODO, si doy juicio, culpa, castigo, es a mi mismo a quien se lo doy (lo proyecto en mi semejante, pero en realidad es a mi mismo a quien se lo doy.

Así que si doy AMOR, COMPASIÓN (ojo, no es lo mismo compasión que lástima) dicha, alegría, paz, luz, etc. Es lo que me estoy dando a mí mismo. Si todos somos uno, mi semejante es pate de mí y yo soy parte de él, sólo nos separa el cuerpo y de ahí el color de piel, las creencias, las cosas que poseo, la educación el país, etc… (Avatar)  cuando realmente TÚ Y YO SOMOS UNO MISMO jajaja desde el AMOR.

 

Regreso a lo que fortalece al ego y cómo salir de ahí. El ego, dijimos, son mecanismos de defensa que generé en una etapa de mi vida para sobrevivir (Eckhart Tolle) quiere decir que el ego surgió cuando me sentí amenazada, desvalorizada, atacada, abandonada, etc,) así que tiene que ver con mis carencias infantiles, por lo tanto, la esencia del ego es un niño asustado, lleno de miedo, que pide amor (sólo damos amor o pedimos amor) si el ego pide amor desde el miedo, que es su casa, lo pide desde esa manera que me resulta extraña, obvio no sabe hacerlo de otra manera. El ego como mecanismos de defensa creados en la infancia, niño o niña asustado. Retomo la estructura del yo, los estados del yo de AT, el PAN, recuerdo, el padre son las creencias, reglas, lo que debe ser, interpreta, genera juicio.

El adulto ve hechos, encuentra soluciones, procesa, busca lo conveniente.

El niño, ahí están las emociones, lo que quiero.

El padre puede ser PC crítico o PC nutritivo, el padre nutritivo protege, acaricia.

Si yo veo al ego como un niño solo, triste y desvalido en mi interior (me pide amor cuando se manifiesta) y si mi PN lo tomara en sus brazos y le diera amor, lo consolara y le dijera que ya está a salvo y que lo ama y lo aprecia y lo reconoce…

Quizás en el mundo de las formas el ego permanezca siempre aquí, en el mundo de las formas los opuestos son necesarios como punto de referencias, blanco, negro, día, noche, ego, ser, luz, oscuridad, miedo, amor.  En el mundo del espíritu, el AMOR no tiene opuestos,  por lo tanto lo real es el AMOR y la LUZ, eso es lo que realmente somos…EL HIJO AMADO DE DIOS, AMOR SUPREMO Y LUZ INFINITA.

 

La casa del SER es el Amor y la comparte con la luz, la paz, la libertad, la dicha, la felicidad.

 

La casa del ego es el miedo y la comparte con la angustia, la desesperación, el re-sentimiento, el sufrimiento, etc.

 

Tú eliges adonde quieres ir a vivir, y si no sabes qué hacer, entrégaselo al ES. Y di no y cuéntaselo a quien más confianza le tienes, tu corazón.


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

.post-image {display: none !important;}